Espacio patrocinado
Jordi Domènech
10-02-2016

A noise of creation [Tropos Ensemble]

La música clásica, como hecho cultural y comercial a la vez, también pasa por fases y modas. Hace unos años, con el estallido de la música antigua, durante un tiempo fue completamente imposible escuchar, por ejemplo, las Pasiones de Bach con una contralto que no fuera contratenor. Fue una época, digamos, "purista" y parecía que interpretar las Goldberg con piano estaba pasado de moda, y de hecho, todas las orquestas sinfónicas dieron carpetazo de Mozart hacia atrás de su repertorio. Después, pareció que llegaban los tiempos de la fusión, y los conciertos que funcionaban eran la mezcla de Wolf con el flamenco, el jazz con Haydn y la música de hip-hop con Mahler.

En el día de hoy me he encontrado con dos situaciones complementarias. Por un lado me han regalado un disco de un conocido grupo de música antigua que filtra Purcell a través de improvisaciones jazzísticas y por otro, la afirmación de una compañera diciéndome que, parece que, actualmente, si no presentas un concierto con actores, bailarines, proyecciones o malabares, no estás a la última... como si la música "pura" sin aditivos de otras disciplinas, especialmente visuales, no interesara.

Y ahora, me llega este CD de Tropos Ensemble (David Ortolà y Luca Chiantore: A noise of creation, Columne Música) que, la verdad, me ha sorprendido y desconcertado con unas piezas de nueva creación que beben de autores como Beethoven y Debussy pero filtrados y distorsionados por los dos intérpretes y por la electrónica. La pieza más fácilmente identificable, los Cuadros de Mussorgsky, está interpretada digamos, tradicional, pero sujeta a modificaciones, comentarios, sea con el juego de dos pianos, como electrónicamente y que, a veces complementan y enriquecen la atmósfera de cada número de la partitura, pero que en otros, la contradicen y la anulan interactuando con osadía con obras que la tradición ya había dado por cerradas, o directamente los mismos compositores. Tanto la propuesta como la creación de estas atmosferas son fascinantes.

¿Por qué una introducción tan larga para hablar de las modas, antes de hablar de este CD?  Pues porque algunas de las propuestas antes mencionadas a mi me han parecido puramente comerciales, baratas e inofensivas. Este CD, en cambio, me parece hecho desde la más gran solvencia técnica, imaginación, sensibilidad, atrevimiento y honestidad. Me atrevería a criticar que, dada la sensación de desconcierto cuando lo escuchas por primera vez, me hubiera gustado un poco más de información sobre el proceso... si no fuera voluntad de los intérpretes, claro, de explicar el mínimo y dejar la escucha a la imaginación del oyente. 

Jordi Domènech, contratenor y compositor

 

Texto original en català:

La música clàssica, com a fet cultural i comercial alhora, també passa per fases i modes. Ja fa un temps, amb tot l’esclat de la música antiga, durant un temps va ser completament impossible de sentir, per exemple, les passions de Bach amb una contralt que no fos contratenor. Va ser un a època de, diguem-ne, “purisme” i semblava que tocar les Goldberg amb piano era passat de moda i, de fet, totes les orquestres simfòniques van bandejar de Mozart cap endarrere del seu repertori. Després, va semblar que arribaven els temps de la fusió, i els concerts que funcionaven eren la mescla de Wolf amb flamenc, jazz amb Haydn i música de hip-hop amb Mahler. A dia d’avui m’he trobat amb dues situacions complementàries. Per una banda m’han regalat un disc d’un conegut grup de música antiga que filtra Purcell a través d’improvisacions jazzístiques i per l’altra l’afirmació d’una companya dient-me que, sembla que, actualment, si no presentes un concert amb actors, ballarins, projeccions o malabars, no ets d’actualitat... com si la música “pura” sense additius d’altres disciplines, especialment visuals, no interessés. I, ara, m’arriba aquest CD de Tropos Ensemble (David Ortolà i Luca Chiantore: A noise of creation, Columne Música) que, la veritat, m’ha sorprès i desconcertat amb unes peces de nova creació que beuen d’autors com ara Beethoven i Debussy però filtrats i distorsionats pels dos intèrprets i per l’electrònica. La peça més fàcilment identificable, els Quadres de Mussorgsky, està interpretada de manera, diguem-ne, tradicional però subjecta a distorsions, comentaris, sigui amb el joc dels dos pianos, com electrònic i que, a vegades complementen i enriqueixen l’atmosfera de cada número de la partitura, però que en d’altres, la contradiuen i l’anul·len interactuant amb gosadia amb obres que la tradició ja havia donat per tancades, o directament amb els compositors. Tant la proposta com la creació d’aquestes atmosferes són fascinants. Perquè una introducció tant llarga per parlar de les modes, abans de parlar d’aquest CD? Doncs perquè algunes de les propostes abans esmentades a mi m’han semblat purament comercials, barates i inofensives. Aquest CD, en canvi, em sembla fet des de la més gran solvència tècnica, imaginació, sensibilitat, atreviment i honestedat. M’atreviria a criticar que, donada la sensació de desconcert quan l’escoltes per primera vegada, m’hauria agradat un mica més de informació sobre el procés...si no fos voluntat dels intèrprets, clar, d’explicar el mínim i deixar l’escolta a la imaginació de l’oient.

Carmen Botella
02-12-2015

Joyas recuperadas de la música española [Trio Salduie]

Mesitas de mármol, tazas de porcelana, humo de tabaco, ruido machacón de fichas de dominó, camareros que ora se cruzan entre ellos casi entrechocando ora dormitan aburridos apoyados sobre la barra, largas tertulias políticas disfrazadas de literatura y un trío de músicos compuesto por un violinista, un chelista y un pianista que amenizan las largas tardes del Café.

Ajeno a su entorno, un camarero adolescente escucha admirado la música que interpreta el trío. Son las Tres Impresiones de Mariano Perelló. El chico no lo sabe ni tampoco ha estado en Andalucía, pero imagina una tierra llena de embrujo, una tierra apasionada en la que habitan hombres valientes y mujeres fascinantes, mujeres que bailan, que te miran y…Suena otra pieza. Es el Nocturno de Aureliano Valle. El joven camarero sale de su ensoñación y oye el comentario de don Jaime con su atronadora voz: “Esta pieza me recuerda a Schumann”.

Algunas noches de fiesta, las familias burguesas de la ciudad acuden a las fiestas de sociedad que tienen lugar en uno de los salones del Café. Allí, entre cortinajes de terciopelo y vestidos de seda, bailan los valses de Valentín de Zubiaurre y de Josep Sancho i Marraco. Aunque los hijos de estas ilustres familias prefieren los nuevos ritmos como el Fox-trop de  Ricard Lamote de Grignon.

Dejamos el Café. Sobrevolamos España. Nos vamos al País Vasco con Agur Jaunak, caseríos, verdes praderas…Volamos hasta Canarias con una Canción de cuna… y volvemos a Andalucía con una preciosa versión de El Vito. Y de nuevo en el País Vasco con Sorozábal…Pero es un paseo delicioso, nada extenuante, un paseo que no cansa pues es la música del TRÍO SALDUIE  la que nos lleva, la que nos describe los paisajes y lugares que jamás hemos visitado –como aquel joven camarero-, la que nos hace revivir períodos históricos que no nos ha tocado vivir y la que, con Hommages de Ernesto Halffter, nos anima a experimentar las sensaciones de mirar en nuestro interior.

Nosotros tan solo debemos cerrar los ojos y…escuchar.

Carmen Botella, soprano

Solamente se ama lo que se conoce. Antón García Abril

... la música es como los amigos... no es lo mismo escribir para un medio de comunicación que escribir para escribir para un grupo... cada género musical requiere un lenguaje... la música clásica ha ganado público...  tenemos una oferta de música española espléndida... hace unos años la música contemporánea se situaba en un lenguaje desconocido y el público se sentía desconectado... ahora los compositores le dan un carácter más humanista... [00:09:50]

La búsqueda de la excelencia. Alicia Lázaro

...  el estado de gracia que algunos autores parecen estar...  Alonso Mudarra...  Jerónimo de Carrión... Mompou... principios de la música antigua en España ... Odhecaton... SEMA... encuentros de música antigua... tarea principal de un artista, es la búsqueda de la excelencia... preguntarte el por qué de las cosas... [00:09:32]

Suscripción Newsletter
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir infomación relevante
>
Aceptar
En esta web usamos cookies propias y de terceros para proporcionarte nuestro mejor servicio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Más información aquí